Orden de Agustinos Recoletos
Firmar Recargar Ayuda Volver
Conectado desde 54.81.48.159 ( 54.81.48.159 )
Sesiones activas en este libro: 1
Ordenado por:    


Admin: Borrar Mensaje  Fray Marlon Goncalves da Silva    marlonoar@hotmail.com  5/09/2004 16:39  Fecha
Mensaje Es una alegría muy grande poder compartir con ustedes estas fiestas del jubileo agustiniano. Que nuestro Padre San Agustin interceda siempre por todos nosotros ante nuestro buen Dios.

Saludos a todos

Host: host206.200-82-50.telecom.net.ar


Admin: Borrar Mensaje  Marlon Goncalves da Silva    marlonoar@hotmail.com  5/09/2004 16:35  Fecha
Mensaje Ola amigos, que Cristo el Señor habite en vuestros corazones todos los días de vuestra vida.

Saludos a todos

Host: host206.200-82-50.telecom.net.ar


Admin: Borrar Mensaje  Maximiliano Perdomo    elfabu@argentina.com  4/09/2004 06:10  Fecha
Mensaje Como era de esperar, la página agustina está muy bien hecha, pero me queda la espina de no encontrar mucho sobre las casas de Argentina. Quisiera saber si hay alguna página, o si van a habilitar el link. Yo soy de Consolación (Capital) y estoy dispuesto a colaborar en lo que necesiten. Sigan así, y felices 1650!

Host: cache-f2-1.prima.net.ar


Admin: Borrar Mensaje  FR. JOSE ANDRES ZAMBRANO RODRIGUEZ    xambrano@hotmail.com  27/08/2004 01:29  Fecha
Mensaje AGUSTINOS RECOLETOS 400 AÑOS DE PRESENCIA EN AMERICA


La Orden de Agustinos Recoletos conmemora a lo largo de este año cuatro centurias de haber iniciado su experiencia histórica y evangelizadora en América. El movimiento de la Recolección Agustiniana en América surgió de forma independiente a la reforma agustiniana española de 1588; constituyéndose en el único movimiento de frailes mendicantes que surgió en la América española del s. XVII y subsiste hasta hoy, teniendo como epicentro un valle en las cercanías de Ráquira (Boyacá) en Colombia.

La Recolección Agustiniana en el nuevo continente, tiene antecedente lejanos en la crisis vivida al interior de las órdenes antiguas en la baja edad media; incluida la Orden de san Agustín, que experimentaba un periodo de transición entre la observancia y relajamiento. En la Italia del siglo XIV, cuando en aquel territorio salen a la luz movimientos con deseos reformísticos que tienen eco en España y son liderados por el padre Juan de Alarcón, agustino calzado en el siglo XV. Aunque es claro que no todos los movimientos observantes terminaron siendo recoletos. También hay que tener presente la crisis europea del siglo XVI, cuando se levantan vientos de discordia provocados por el protestantismo y el auge del humanismo.

En este escenario histórico, ya en el siglo XVI, aparecen reformadores, algunos críticos de corte pesimista y opinión lacerante hacia la vida religiosa como Erasmo de Rótterdam y Martín Lutero, quien va más allá del primero en sus aseveraciones y cristaliza su oposición dando inicio a la reforma protestante. Paralelamente a esta situación entran en escena religiosos de convicción firme y con ansias de mayor perfección en la vida regular. Dentro de la Orden Agustiniana se destaca Jerónimo Seripando, gran teólogo, que como general de su orden llevó a cabo una reforma apoyado en la autoridad y cercanía con Paulo III, siendo nombrado más tarde legado pontificio en Trento; logró restaurar la disciplina en algunas provincias que dieron origen a congregaciones observantes en la orden, que necesariamente desembocaron en los eremitorios de la descalcez, principalmente en Italia y España, cuya influencia se trasladó a América, pues a mediados del siglo XVI en México se constató un fenómeno interesante en los conventos de agustinos, adoptando algunos de ellos, si no la mayoría, el deseo de vivir según los parámetros de las Domus Recollectionis de Europa.

En el viejo continente era común esta forma de vida y espiritualidad de las casas recoletas entre los Carmelitas, liderados por santa Teresa de Jesús y san Juan de la Cruz, que encontró también acogida en los claustros franciscanos y mercedarios. En Lisboa-Portugal, el agustino Fray Tomé de Jesús inicia la reforma de las casas agustinianas. En España, la provincia agustiniana de Castilla contaba entre sus miembros con fuertes representantes de la reforma de costumbres y vida conventual, en personajes con el carácter de san Alonso de Orozco, Pedro de Rojas, Juan de Guevara y una figura clave en el desenvolvimiento histórico de la recolección, el poeta lírico y profesor de la universidad de Salamanca: Fray Luis de León.

La reforma agustiniana, tiene su génesis en la provincia de Castilla en España; Fray Luis de León con una mentalidad estructurada y deseosa de cambio es un “catalizador” decisivo en la reformación dentro de la vieja Orden de san Agustín. Su pensamiento reformístico, cristalizado en un documento llamado la Forma de Vivir es un texto de profundo contenido espiritual, sin connotaciones legales ni apostólicas, creado como un manual práctico de vida conventual para los fines específicos de los eremitorios de la Recolección Agustiniana. Es así como en el año 1588, en la definición quinta del Capítulo de Toledo nacen los conventos de Agustinos Recoletos, como congregación dentro de la Orden de san Agustín, que más tarde se constituyó en Orden independiente, la última en la Iglesia, aprobada mediante la Bula Religiosas Familias de Pio X en 1912.

Un elemento característico de los conventos de Agustinos Recoletos paralelo a la oración y contemplación era la ascesis, manifiesta en la totalidad de la vida cotidiana del fraile, cuyo signo distintivo era el caminar descalzo, utilizar ásperos sayales, prolongadas disciplinas, ayunos y largos periodos de silencio. Las normas involucraban también disposiciones arquitectónicas: tosquedad en los edificios y celdas despojadas de todo lo que podía invitar a la comodidad.

Cerrando la página del “viejo mundo” y aventurándose en la geografía del Nuevo Reino de Granada a finales del siglo XVI e inicios del siglo XVII, es necesario considerar dos hechos fundamentales que estimularon el surgimiento de la Recolección Agustiniana en América.

En primera instancia, la llegada en 1596 al Nuevo Reino de Granada del padre Mateo Delgado de los Ángeles, natural de Antequera (España), médico de profesión, que a edad tardía ingresa a la Orden de san Agustín; terminados sus estudios teológicos y habiendo recibido la ordenación sacerdotal, por petición personal decide colaborar en la misión de ultramar de su orden. Su destino primigenio era Perú, sin embargo, algunos quebrantos de salud lo detienen en Santafé de Bogotá; posteriormente es trasladado al convento agustiniano de Villa de Leiva, como cura doctrinero en los alrededores. Fray Mateo Delgado indudablemente llegó a la Nueva Granada, habiendo bebido con antelación la espiritualidad agustino recoleta que invadía el solitario convento de la Regla en san Lucar de la Barrameda (España), donde cursó sus estudios teológicos. Como cura doctrinero en Tinjacá, entra en contacto con una experiencia de vida eremítica interesante y peculiar que se estaba desarrollando en las cercanías del actual Desierto de la Candelaria.

Esta experiencia de vida “anacorética” en pleno siglo XVI, gestada en la “urbe” santafereña de aquella época, constituye el segundo hecho; el suceso llama la atención por las características insólitas en las que se desarrolla. Un hombre que algunas crónicas lo describen de raigambre ilustre, Juan Rodríguez, decide alejarse de lo que en aquellos años considera el mundanal ruido y turbulencia de la capital; desea con vehemencia tener una experiencia radical de soledad a fin de vacar sólo a Dios en el silencio; su cometido es compartido por otros personajes, entre los que se cuentan sacerdotes y laicos. Estos ermitaños neogranadinos, se lanzan a la aspereza de vida en un bosque en las cercanías de Ráquira en un lugar denominado Távita; se desplazaron luego a unas colinas agrestes, pero las condiciones climáticas los obligan a buscar un lugar mejor; descienden a un valle a orillas del río Gachaneca, donde cada uno se instala en una caverna independiente de algunas ya existentes en el corazón de los riscos. Su vida se desenvolvía en la mayor simplicidad y austeridad, viviendo en soledad y silencio; cada uno se procuraba sus frugales alimentos con su trabajo, se reunían en común únicamente para la celebración dominical de la misa, luego de la cual compartían una especie de dirección espiritual.

Con el tiempo el grupo amenaza disgregarse y de hecho algunos abandonan el proyecto inicial, pero la historia da un giro y entra en escena el fraile agustino Mateo Delgado, quien daba doctrina en los alrededores. Él se convierte en director espiritual de aquellos hombres pues comparte sus ideales de radicalidad. En aquel momento los eremitas ya tenían una pequeña capilla construida con bareque y techada con paja, que albergaba una de las pintura coloniales de la Virgen María más antiguas del país: la imagen de nuestra Señora de la Candelaria, obra del pintor milanes Francisco del Pozo en 1597 (para tal fecha el artista residía en Tunja). Por su parte, el valle con su cavernas y la pequeña ermita ya eran lugar de culto.

Fray Mateo Delgado, se convierte en el puente que conjuga el rigor de vida eremítica con el más puro carisma de su Orden, pero dentro de los parámetros de la Recolección que varios religiosos agustinos trajeron no en sus alforjas sino en su espíritu e intelección en las galeras españolas. En 1603, los ermitaños entran en contacto con quien definitivamente asume el movimiento dentro de la provincia agustiniana de Gracia, Fray Vicente Mallol, en ese momento superior mayor de los Agustinos Calzados. El padre Vicente era un fraile adepto al movimiento reformista de la Recolección, acoge a estos hombres, les da una norma de vida llamada La Reformación, siguiendo las directrices de la forma de vivir de Luis de León, dando inicio de esta forma al génesis de la recolección agustiniana en América.

Realizados los trámites necesarios en 1604, el arzobispo de Bogotá don Bartolomé Loboguerrero aprueba la incorporación de los ermitaños del desierto de la Candelaria a la orden agustiniana, teniendo como epicentro el yermo, actual Monasterio de la Candelaria, cuya construcción se inicia en 1604 y termina en 1611. Hoy, cuatro siglos más tarde el monasterio construido en tapia pisada y calicanto sigue en pie, con sus espacios abiertos y columnas románicas; carece de un estilo definido, pero es la tosquedad del contorno de sus claustros lo que imprime el sello característico de los movimientos de la reforma recoletana.

En la historia del Monasterio de la Candelaria acontece un tramo agrio que se extiende a lo largo del siglo XVII, entre avatares, discordias, incursiones en el claustro, expulsión de los recoletos de su convento, intentos varios de sofocar la experiencia recoleta hasta el punto de querer demoler el edificio conventual por parte de algunos opositores a la descalcez, aduciendo que no existía licencia de la monarquía española; sin embargo, el 1 de octubre de 1610 el rey Felipe III ordena no proceder de ninguna manera contra la edificación conventual. Una tregua a la serie de controversias parece acercarse hacia 1629, el 16 de julio, cuando el padre Fray Francisco de la Resurrección logra a través de la Sagrada Congregación de Regulares, el breve Eclesiae Regimini de Urbano VIII, en virtud del cual el movimiento de la Recolección Agustiniana en América se une a la congregación de Agustinos Recoletos de España.

Al Monasterio del Desierto de la Candelaria, se le denomina en el seno de la Orden, con el diciente título de la “Casa Máxima” de la Recolección en América. Este cuatricentenario claustro dio a luz en el apogeo de la reformación religiosos de gran valor intelectual y espiritual, que lograron extender el espíritu y carisma recoleto en el continente americano, verificándose una serie de fundaciones dentro y fuera de la Nueva Granada. Entre estos frailes destacan Fr. Alejandro Mateus y Fr. Alonso García de Paredes, quienes hicieron posible el levantamiento del segundo convento de los agustinos recoletos en América: el convento de la Popa en Cartagena. En las letras, sobresale Fr. Andrés de san Nicolás, políglota y erudito escritor neogranadino, gran cultor del latín y hoy punto de referencia para el estudio de las obras en latín durante la colonia, por parte del Instituto Caro y Cuervo y así mucho otros que jugaron un papel decisivo en el proceso independentista y constitucional de la naciente republica en los albores del siglo XIX.
El Monasterio despojado de excesos en cuanto a lujo se refiere, continúa hasta hoy en medio del silencio del valle del Gachaneca, distante 6 kilómetros de Ráquira, sus pasillos rodeados de gruesas paredes son testigos del caminar en la historia de varios frailes. La capilla, con su retablo en madera de cedro nogal de tres calles y tres cuerpos, recubierto con laminilla de oro, restaurado recientemente, no experimentaron mayor tropiezo, hasta mediados del siglo XIX, en que las leyes de tuición y desamortización, convirtieron el convento en guarnición militar y el templo fue transformado en caballeriza y los frailes fueron enviados al exilio. Estas circunstancias funestas propinaron un golpe casi definitivo a la provincia, sin embargo, en 1888 se supera la crisis de la provincia de la Candelaria con la llegada de varios frailes restauradores de España, entre ellos Fr. Ezequiel Moreno, que dieron vida a la provincia y garantizaron la permanencia hasta hoy en que se cumplen cuatrocientos años de aventura evangelizadora en América. El Monasterio ha sido restaurado, conserva y guarda historia en cada rincón, contiene cuadros de gran valor, museos de arte religioso y curiosidades. Es un oasis de espiritualidad en pleno siglo XXI.

El convento de la Popa en Cartagena, es el segundo convento de la recolección agustiniana en fundarse en América, a petición de los fieles de Cartagena. Los primeros conventuales de esta casa fueron los padres: Fray Alejandro Mateus y Fray Alonso García de Paredes, quienes auspiciados por su superior mayor, adelantan la construcción del convento en el mismo lugar, donde algunos indígenas y esclavos libres, auspiciados por una especie de Chamán llamado Luis Andrea, rendían culto a un becerro de oro llamado “Busiraco”. El convento, se caracterizó por la gloria y el eclipse en varios periodos de su historia, debido en parte a su ubicación estratégica en la cima del cerro de la Popa, que se vislumbra desde cualquier parte de la ciudad. Fue asediado por los piratas, como el barón de Pointis en 1697 y la ocupación del almirante Vernon en 1741. Fuerte militar durante las luchas patrióticas, hoy a sus 398 años es nuevamente un claustro donde los agustinos recoletos hacen presencia.

La historia no termina sin mencionar un claustro de suma importancia no sólo para la orden en sí, sino porque constituye un episodio en la historia de la ciudad: el templo de la candelaria en el centro de Bogotá, el Claustro Conventual junto a la Iglesia, denominado en sus inicios Hospicio de san Nicolás, hoy Colegio Agustiniano de san Nicolás. El templo y el convento, están ubicados en la antigua calle de san Nicolás o la Candelaria baja, actual carrera cuarta entre calles 11 y 12. Cuando los frailes agustinos recoletos, también conocidos como “padres candelarios”, decidieron construir su hospicio en 1635 el lugar estaba despoblado, cuando avanza la construcción, familias entre las más distinguidas de la época, construyen sus casas solariegas junto al convento y templo de la Candelaria, que da nombre al sector más antiguo de la ciudad. la Candelaria, hoy constituido como centro histórico. Los frailes, su hospicio y templo, protagonizaron episodios interesantes durante la colonia, el periodo de la emancipación, también al igual que los dos conventos anteriores sufrió los revese de la historia durante la desamortización y exclaustración, convirtiéndose en cuartel, luego en sede de la escuela de ingeniería de la Universidad Nacional, posteriormente Seminario Conciliar, para finalmente ser recuperada por los frailes recoletos. Hoy el templo experimenta un proceso de restauración. En su interior alberga una rica muestra de arte colonial: retablos hojillados, imágenes talladas. lamentablemente por la inseguridad obras importantes, entre las que destaca un cuadro de la Inmaculada de Arce y Ceballos, han tenido que ser retirados para disponerse en un lugar seguro. Guarda bajo su enlozado los restos de distinguidas figuras: Manuel del Socorro Rodríguez, personajes de la historia nacional, clérigos y obispos de la colonia y el periodo republicano, entre otros.

Una historia de eremitismo, tres conventos que fueron el epicentro de la difusión de la “Reformación Agustiniana” en América, son huella de que la más pura experiencia de espiritualidad criolla en un valle de Boyacá, donde se fusionó con el ancestral patrimonio de la doctrina agustiniana, dando como resultado el fenómeno recoleto dentro de los agustinos que hoy luego de cuatro siglos sigue palpitando.

FRAY JOSÉ ANDRÉS ZAMBRANO RODRÍGUEZ ,OAR
RELIGIOSO AGUSTINO RECOLETO


Host: 200.3.154.5


Admin: Borrar Mensaje  ZAHIR LINARES    linares_avellaneda_zahir_a@hotmail.com  18/08/2004 00:17  Fecha
Mensaje Hola que tal, a todos aquellos que pertenecen a la familia agustino recoleta, le mando un saludos a todos los seminarista, de palmira en el seminario nuestra señora del buen consejo, que esta madre los protega y los guie en su caminar, los enseñe amar con verdad y seguir adelante, sigan ha DIOS y recuerden no se ridan, sigan el ejemplo de nuestro padre San Agustin, se entregen a Dios como el lo hizo, recuerden el pensamiento " PON AMOR EN LA COSAS QUE HACEN Y TENDRAN SENTIDO;RETIRALES EL AMOR Y TORNARAN VACIAS" siempre mi oraciones mi apoyo estara con ustedes hermanos, bueno a los del tercer año el ultimo año en su casas, los del primer año, espero reunirme con ustedes pronto, hermanos que ya van a su primer año de filosofia sigan adelanter a con se me adelantaron no importa los dejo que el señor los acompañe, y nuestra madre los acobije los ayude siempre, chaoooooooo
RECUERDEN SIEMPRE ESTARE CON USTEDES HERMANOS Y AMIGOS QUIERO VOLVER A FORMAR PARTE DE USTEDES

Host: 200-93-74-11.genericrev.cantv.net


Admin: Borrar Mensaje  Jordi    rotllanrj@diba.es  17/08/2004 15:20  Fecha
Mensaje hola campeones de burgos
de vez en cuando me vuelvo romantico y hago un pequeño "escarceo" por las webs de los antiguos colegas de burgos
saludos a toñin i sebas
jordi

Host: 195.77.200.161


Admin: Borrar Mensaje  Fernando Osma Cerdán    ferosma@hotmail.com  13/07/2004 11:40  Fecha
Mensaje Quisiera saber si el Padre Urmendía está en algún Colegio en Inglaterra y si así fuera, a ver si me pueden facilitar los datos para ponerme en contacto con el. Soy cuñado del Padre Javier Sainz. Gracias

Host: 80.58.34.109.proxycache.rima-tde.net


Admin: Borrar Mensaje  Fr. Carlos Vicente de Lima    carlosoar@hotmail.com  11/07/2004 19:03  Fecha
Mensaje Me alegro en saber que el seminario de Burgos ya cuenta con una página, está muy buena. Os felicito a seguiren perseverantes en el camino agustiniano que nos lleva al Eterno Dios.
Saludos y oraciones:

Host: host84.200-82-49.telecom.net.ar


Admin: Borrar Mensaje  P. John S. Melnick, SSA    augustinian11@hotmail.com http://www.angelfire.com/pa5/augustinian/  16/06/2004 13:38  Fecha
Mensaje Su "page web"; es maravilloso. Mucha buena información. Sinceramente, en Cristo y Santo Augustine,
Padre John Stone, SSA

Host: 24.229.139.167.cmts.haz.ptd.net


Admin: Borrar Mensaje  Fr. Wagner Augusto Silveira    wagoar@pop.com.br  14/06/2004 00:31  Fecha
Mensaje Estuve por ahí mirando la página.

Un abrazo.

Wagner.

Host: 200.91.221.210


Admin: Borrar Mensaje  luis garcia castilla    garcia_ castilla@yahoo.it http://www.sancarlino-borromini.it  13/06/2004 17:12  Fecha
Mensaje Una'bella pagina'...saludos a todos...continuen este buen trabajo...un tranquilito'VERANO'...luis garcia castilla

Host: host170-185.pool8173.interbusiness.it


Admin: Borrar Mensaje  Julián     25/05/2004 16:21  Fecha
Mensaje Me gustó mucho la página, aunque hay algunos enlaces inactivos.

Un saludo.

Host: 80.58.54.107.proxycache.rima-tde.net


Admin: Borrar Mensaje  NN    NN@vic.es  20/05/2004 23:17  Fecha
Mensaje ES un verdadera verguenza que vosotros pongan esas fotos de la curia provincial.( dan lastima... ¿voto de pobreza?....)


Host: host25.200-82-51.telecom.net.ar


Admin: Borrar Mensaje  gaudy apolinar    laflaca220587@hotmail.com  18/05/2004 14:47  Fecha
Mensaje hola los felicito por su hermosa labor me parece fabuloso.. yo espero poder servir tambien junto a las agustinas recoletas, sigan asi y que dios los bendiga...

Host: cache-02.reacciun.net.ve


Admin: Borrar Mensaje  maria angelica rodriguez    maria_angelica_99@hotmail.com  11/05/2004 17:36  Fecha
Mensaje por favor si alguien sabe el correo del paroco juan francisco tinjaca rodriguez envienmelo por fa lo necesito urgente

Host: 200.69.111.201


««  Mensajes 61 - 75 de 231 - 1 2 3 4 5 6 ... -  «   »

Servicio hospedado en www.melodysoft.com | Condiciones generales de uso